Años de experiencia

El año 1994 marcó un antes y un después en mi vida que pudo tener sentido cuando aprendí sobre las "muertes en vida" a través de mis estudios de Psicología Transpersonal y Chamanismo que se daban en esa época en mi entorno más próximo. Fué a partir de ahí que comencé a hacerme profesional. Hasta ese momento era esposa y madre de familia, una vida muy feliz en que pude ocuparme de mis hijos a diario y seguir su crecimiento y sus tres primeros años de vida, los de cada uno. Un suceso muy doloroso me llevó a tocar fondo y comenzar mi búsqueda sin descanso, y quien busca sin descanso y una cierta humildad, encuentra. Es importante que la humildad venga de la mano desde un primer momento, algo bien difícil pero posible, he aprendido que sí o sí se tendrá que alcanzar ese grado de humildad que posibilita el abrirse a una nueva información y que destruya el sistema de creencias obsoleto y heredado de la infancia. Se llama Ley de la Saturación y es necesario que llegue independientemente del dolor que lleva a bordo. Toda muerte conlleva un duelo y en ese año murió la persona representada por mi ser y nació otra que ha ído construyendo a lo largo de esta segunda vida en vida lo que estamos leyendo en esta nueva web, que quizás sea también un nuevo nacimiento.

Es a partir de ese año que comencé mi andadura en la radio, mi andadura en la Universidad como profesora, como psicóloga clínica, como tallerista, como conferencista y un largo etcétera de asuntos relacionados con la Conciencia en un nuevo nivel al que reconozco como pedagogía pura. Es ahí que conocí que la vida es una escuela y lo que tienes que aprender lo terminas aprendiendo, la Vida es vida y te presenta la situaciones que tienes que sí o sí aprender, ¡mejor humilde!

Puedo decir que tengo 20 años de experiencia como psicoterapeuta, 20 años de experiencia en Psicoterapia con Animales y Naturaleza, 20 años de experiencia en Eneagrama como herramienta de autoconocimiento, 20 años de experiencia en radio, 20 años de experiencia como profesora en las diferentes áreas en las que enseño y aprendo a la vez y 20 años de experiencia en oratoria y en facilitadora de talleres y cursos. Me encanta mi profesión, soy profundamente feliz buceando en biografías humanas, escuchando y siendo escuchada y viendo de vez en cuando el brillo de unos ojos delante de mí mientras que los míos brillan también. Soy feliz de buscadora y de "encontradora" cuando tengo la gran dicha de encontrar, de saber, de comprobar, de verificar.