Mi Eneatipo Cuatro Transmisor Ala Tres

Cuatro Sexual (Transmisor). Ala Tres.

 

Un saludo muy cordial, querido lector. Hacer historia y recordar cómo ha sido todo este recorrido, me lleva de viaje, y no hay nada que más me guste que viajar, como bien saben mis amigos. No ha sido fácil, como ningún viaje lo es, pero sí que ha sido un gran aprendizaje. Viajando se quitan muchas reivindicaciones e idealismos y aprende uno a ponerle palabras a lo que ve, siente y aprende. Y desde que me propuse escribir este artículo, el viaje está siendo sorprendente. De verdad lo recomiendo.

Conocí el Eneagrama en el año 94, y ahí comenzó la aventura. A lo largo de mi camino y hasta hace seis años, he tenido un “problema” con la identificación en uno de estos nueve estilos de personalidad. Mis profesores y amigos me veían como un E8, y yo también. Estaba demasiado feliz con esta “careta” que introyecté y con la que “bailaba” en la vida, pero sé en retrospectiva que no me desarrollé durante esos años, simplemente lo pasé muy bien por momentos y aprendí, eso sí, muchas cosas que han sido bien valiosas posteriormente. No es inútil, pero no estaba ahí la clave y por experiencia sé lo importante que es estar bien identificado, y ojalá descubierto por uno mismo, y en todo caso si viene de fuera, a través de una opinión, nunca de una afirmación. Ahí esta la poderosa diferencia que hay entre creer en vez de saber, y también en no otorgar poder sobre nuestro estilo de personalidad a la opinión de nadie. Es uno mismo quien puede descubrirlo, aunque se tarde lo que se tarde. Muchas personas también estuvieron y están (así como yo misma en otros tiempos) convencidas de mi E7, y si, claro que tengo aspectos de conducta muy parecidos tanto al E8 como al E7, por supuesto que sí, y también del E2 (como afirman otros sobre mí). Pero no soy ni una cosa ni la otra ni la otra. En su versión de la “trifix de Ichazo" que aprendí con uno de mis primeros profesores, Salvador Carrión, salí E3 como fijación principal y E7 y E1 como secundarios. Y así sucesivamente.

A lo largo del recorrido eneagramático, cuando la información sobre los subtipos o variantes o dominios instintivos llegó definitivamente, las cosas se comenzaron a aclarar para muchos subtipos que no daban con la clave de la descripción de los enea-estilos que leemos en los libros y escuchamos de profesores. Uno de ellos es el subtipo sexual (también llamado transmisor por Mario Sikora) del E4, y sobre todo si el ala tres es la predominante. Ahí, cuando descubrí primero mi E4 con ala 3 y luego mi subtipo sexual, comenzó el trabajo de verdad, y debo decir que la noticia y los sucesos que me lo hicieron ver, fueron en sí mismos muy desagradables, si bien luego he comprendido que necesarios para el proceso del “darse cuenta”.

Voy a tratar de separar lo que es específicamente del E4, el ala tres y el subtipo sexual, para que quede finalmente explicado cómo interviene cada uno en la personalidad.

Como con ningún otro subtipo de los 27, es fácil lidiar con el E4 ala tres subtipo sexual. La frase de Naranjo sobre este subtipo es “uno que pareciera más ocho que cualquier ocho”. La pasión, la necesidad de intensidad en todo lo que hay, la emergencia, ansiedad, voracidad y el terror por el aburrimiento o la falta de “electricidad”, puede llegar a lindes realmente agotadoras. Es necesario aprender a distinguir lo propio del instinto principal, cual se tiene de secundario y cual de punto ciego y, para ello, escribir este artículo me está enseñando mucho.

A veces me parece agotadora esta vida, y luego me doy cuenta que lo agotador es mi estilo de personalidad, cuando éste se pone al cargo en compulsión. Aparte, los E4 con ala tres, tengan o no el subtipo sexual, saben perfectamente lo que es tener encima toda la tríada emocional (ala tres y flecha al dos)… pues el asunto se complica todavía más al incorporar mucha más emocionalidad que da el subtipo sexual, en todos los enea-estilos. La Vida me ha puesto a vivir en el campo, por una necesidad fehaciente y casi superviviente de tener la calma de la Naturaleza bien cerca, es mi terapia y la recomiendo a todos los subtipos que tengan altas dosis de ansiedad como es el caso del subtipo del que estoy hablando.

Es difícil ser sincero públicamente y reconocerse del nivel 3 al nivel 7 (Riso) en que haya podido llegar alguien de mi edad en alguna ocasión, ya que la diferencia de cómo se manifiesta la capacidad de apasionamiento en distintos niveles es asombrosamente diferente, aunque el “motor de fondo” sea el mismo. Luego en un nivel medio, que es desde donde voy a hablar, puedo atestiguar hasta donde puedo discernir y auto observar los siguientes rasgos:

·         Una marcada obsesión por los temas de pareja y una tendencia a la idealización que lleva inevitablemente a la decepción. Celos que se pueden manifestar de diferentes y “creativas” maneras y una tendencia al fracaso en las relaciones de uno a uno (siempre en el área de la pareja). El miedo al abandono está detrás de esta tendencia. Gran apasionamiento y capacidad de ternura y seducción. Tendencia a sentir atracción por personas complicadas, “inteligentes” y dominantes y un cierto “morbo” hacia los amores imposibles. Competición con personas por las cuales el otro (deseado) se sienta atraído. La vanagloria se manifiesta en “ser especial” y por tanto pensar que no hay ningún otro como “uno”… la decepción se activa cuando se topa con la “ordinariez” o “vulgaridad” que cada persona de este enea-estilo detecte desde su propia idiosincrasia (esto último es propio de todos los E4).

·         Gran capacidad y especialidad en tener intensos y emotivos, así como interesantes y graciosos momentos de compañía del otro, preferencia en estar siempre con alguien otro nada más. Hay un profundo, original e irónico sentido del humor que a veces puede ser mordaz, cuando se ataca a alguien (incluido a uno mismo).

·          Poca o nula atracción a estar con mucha gente a la vez y tendencia a escapar de compromisos sociales en donde no tenga uno una especial relevancia (ala tres mezclada con lo instintivo).

·         Huída de ser uno más (E4). Podemos pasar de ser personas graciosas, interesantes, divertidas y especiales, a ser personas huidizas, desaparecidas, misteriosas, reservadas y, en algunos casos, agresivas y muy frías ante el conflicto o la decepción.

·         El pobre de mí puede llegar a tomar muchas formas, entre ellas, la agresiva activa. Aunque la farsa del control de la energía humana principal de las cuatro que existen sea el pobre de mí (E4), también se detecta un reservado y un intimidador (éste último le separa a éste subtipo de los demás subtipos del E4). Exageración de dramas relacionados con que el otro deje de contar con uno como asunto principal y miedo a que intime con otro u otra.

·         Pocas relaciones duraderas, pero las que son, son sempiternas, desde el ego se exige un acuerdo tácito, y como decía mi buen amigo Fernando Uribe, exigencia de “comer en un mismo plato por siempre y hasta siempre”… bajo pena o peligro de tener una crisis de histeria, de celos, de orgullo o de vanidad herida (lo que es lo mismo).

·         La “droga” de la melancolía aparece y tiene el riesgo de tomar la forma de graves depresiones y tendencias autodestructivas y de autosabotaje (este rasgo es propio de todos los E4, pero aparece con exageración en el subtipo sexual, en donde los rasgos comunes aparecen muchos de ellos con marcada exageración). En mi caso detecto un cierto gusto por lo triste a través de la música y también a través de la contemplación, hasta un punto esto puede ser el filón de creatividad, pero pasando de una línea, si uno se zambulle en ello con baja energía vital, puede ser peligroso, ya que de la melancolía a sentimientos depresivos hay una fina línea que hay que aprender a no traspasar.

·         Tendencia al gusto por los estados de conciencia alterados. Puede haber uso y abuso de sustancias que se puede trasmutar a técnicas mucho más saludables de alterar la conciencia y que recomiendo se practiquen con frecuencia. En mi caso la jardinería, la lectura y estudio, Internet y la contemplación de la Naturaleza aplacan el lado oscuro de este punto, común a todos los E4 sexuales que he conocido y entrevistado.

·         Atracción por lo psicológico, los símbolos, el misterio, lo esotérico y espiritual o aquello que se detecte como auténtico y especial (todo los E4). Gran apasionamiento en la búsqueda de información, lectura, cursos, talleres, retiros y una sensación de no tener nunca suficiente y de que falta la “Gran Clave”. Esto también es propio del E4, es mi experiencia y es lo que me ofrece el ala cinco: afán investigador y una cierta avaricia de conocimiento.

·         Impulsividad (rasgo visceral muy presente en este subtipo).

·         Capacidad para el trabajo y cierto perfeccionismo que se manifiesta de vez en cuando sobre todo en las zonas de “confort” (E3 y flecha al E1).

·         Sumisión ante figuras de autoridad detectadas como admirables y ante quienes nos sentimos muy cómodos si se nos acepta a su lado, tendencia a ganárselos asumiendo sus propias suposiciones (explicación por la que he aceptado y asumido otros diagnósticos).

·         Importante capacidad de seducción y motivación y por tanto de conseguir lo que uno se propone (ala tres junto con subtipo).

·         Comodidad ante los líderes y personas carismáticas y/o “importantes” en las áreas donde cada uno tenga puesto su interés. Dificultad para decir no y en bajo nivel, alto umbral de soportabilidad del abuso y del maltrato psicológico e incluso físico. En bajos niveles la capacidad para autoestima y la autovaloración es ínfima, no es un ego narcisista y a veces piensa que “tiene lo que se merece”.

·         Manejo continuo con sentimientos de culpa y sobresaltos por recuerdos sobre “hasta dónde habría podido llegar”.

·         Carisma y liderazgo en mejores niveles y capacidad para la creatividad en sus propuestas al mundo. En un mundo de valores (flecha de energetización al Uno) la capacidad para el servicio es inmensa con la característica de la empatía, la compasión, la ternura y la comprensión (flecha de resolución en el Dos siempre tras la energetización en el punto Uno). Esto último lo aprendimos junto a Uranio Paes y puedo testificar que forma parte de las grandes claves para el E4.

·         Dentro de todo E4 sexual hay un gran psicoterapeuta cuando se practica y se ofrece la capacidad de empatía por los estados de ánimo de los demás, y por su atracción a la intimidad y a las relaciones de uno a uno. Toda esa energía inagotable si se encamina hacia el servicio, hacia la comunicación y hacia la compasión, puede hacer de este subtipo alguien incansablemente trabajador para implantar en el mundo algo creativo, original, profundo y bello. Con el corazón abierto, puede llegar a ser un gran líder y un gran comunicador (ala tres y subtipo sexual).

En esta autorrevelación de la autobservación de mi estilo de personalidad se puede observar que es imposible no mencionar rasgos característicos del E4. La diferencia en resumen con respecto a los otros dos subtipos (cuando el ego se manifiesta) está en los niveles de intensidad (electricidad), exageración, preferencia de las relaciones intensas de uno a uno y “exigencia” de totales acuerdos con estas personas “íntimas”, competitividad y celos, impulsividad y agresividad (de ahí que se confunda con el E8). También produce carisma e intensidad en la comunicación que se puede hacer contagiosa para los demás por lo emotiva y pasional (dicha comunicación puede ser a través de la música, de la oratoria, el arte, el deporte, la enseñanza, la política etc.). Se causa impacto y se deja legado (propio del instinto sexual en sí mismo: dejar legado y hacer impacto).

En mi caso el instinto de conservación sería el instinto secundario. Este instinto se manifiesta por momentos de una manera adolescente y ha estado basado en muchas ocasiones, por tanto, en el pensamiento mágico: no es motivo de preocupación; el instinto social es muy bajo debido en parte a la intensidad en que se manifiesta el sexual. Importa muy poco o nada qué sucede en las manifestaciones sociales humanas, no suelo ir a ninguna reunión que no tenga a mi persona de convocadora y se me hace un mundo atender a las amistades, ir a fiestas o a convocatorias en general que no sean propias. Ha sido ésto una constante en mi vida y que me ha costado mucho reconocer.

El ala tres proporciona la capacidad de seducción a través de la comunicación, protagonismo, liderazgo e identificación con roles, así como altas dosis de inseguridad (solapadas). También proporciona una gran capacidad para las ventas, que viene de la mano de la capacidad de seducción. En mi caso mi madre es una E3 social con ala dos y mi padre fue un E6 conservación con alas que se manifestaron una u otra a lo largo de su vida. Detecto la influencia de ambas personalidades en mí por momentos de una manera muy fuerte, y es algo que desde mi punto de vista se tiene que tener en cuenta en los procesos de autobservación y diagnóstico (Tomas Condon).

Y podría hablar también de movimientos, compulsivo al Dos, compulsivo al Uno también y conscientes y voluntarios a ambos puntos que pueden integrar pasiones y fijaciones así como valores y de virtudes propias de los dos. Los movimientos proporcionan todo un aprendizaje y sabiduría cuando uno es consciente de ellos. Es una de las metodologías para trascender las limitaciones de la personalidad más atractivas y originales que aporta el eneagrama.

 

Mis recomendaciones para el E4 con subtipo sexual (transmisor) y ala tres con el social de punto ciego serían:

·         Recomiendo calma y máxima objetividad en las relaciones de íntimas, de uno a uno. El trabajo psicológico y espiritual con los celos y la agresividad que producen, cuanto antes se comiencen mejor irá, y es un trabajo para toda la vida. Cuidado con las idealizaciones que se hacen sobre personas. No existen los salvadores.

·         Aumentar la tolerancia a que los íntimos puedan estar en desacuerdo o decidan mirar para otro lado.

·         Fomentar las habilidades sociales y acudir a reuniones y hacer vida social como uno más. Hacer el ejercicio continuo de no compararse y detectar la tendencia al rechazo a la “vulgaridad” que no es más que una impresión subjetiva (propia de todo E4).

·         Aprender a decir las cosas de frente con amabilidad a la primera con el fin de no fomentar el resentimiento y prevenir posibles conductas agresivas posteriores.

·         Trabajo psicológico con la tolerancia a la frustración y en general con las técnicas de autocontrol emocional fundamentadas en el control del mundo interno: pensamientos y sentimientos.

·         Fomentar la memoria de lo bien que se ha estado durante períodos de la vida y transmutar las amarguras y todos los recuerdos que le puedan llevar a una actitud de pobre de mí. (Recomendado para todo E4)

·         Calma, respiración, ambientes silenciosos, contemplación y relajación (recomendación para todo sexual).

·         Contacto permanente con la Naturaleza

·         Cuidado y reserva de energía vital y cuidado del cuerpo: alimentación sana y mucha hidratación.

·         Ejercicio físico

No es fácil comprender a alguien, porque aunque el Eneagrama nos da claves del mundo interno y comportamental de cada estilo con sus subtipos y alas con altísima precisión, insistimos en que todo el mundo es único e irrepetible, y aunque le siente muy “bien” especialmente al E4 que sea así, en buen nivel se pueden diferenciar las demandas del ego a ser especial, a la verdad de dicha afirmación.

No juzgar y tener buenas relaciones es el fin específico del Eneagrama, además de poder proporcionar una visión científica y objetiva de la realidad a todos, cuando adquirimos un buen nivel de sinceridad y discernimiento con respecto a nosotros mismos. Esto último es lo que llamamos autoconocimiento.

Finalmente, no quería dejar de hablar del agradecimiento y valoración de quien se es y de lo que se tiene alrededor, sea lo que sea. El E4 sexual con ala tres tiene un potencial de energía impresionante que hay que canalizar hacia el servicio, la comunicación o la expresión creativa. Se puede ser feliz en la tranquilidad de la conciencia y en la paz interior que hay que ganarse con constancia y hasta el final.

Como ejemplos entre los personajes populares, desde mi punto de vista, Amy Winehouse podría ser una E4 sexual, así como Antonio Vega del grupo musical español Nacha Pop. También Penélope Cruz y posiblemente Angelina Jolie y dado por supuesto Joaquín Sabina.

Con mi mejor propósito e intención, espero que estas palabras hayan sido de utilidad para otros, para mí, desde luego lo han sido.

Isabel Salama

23/8/2011

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.