Blog de isabelsalama

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz,
sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
Un día, un viejo profesor de la fue contratado para dar una
formación sobre la planificación eficaz de su tiempo a un grupo
de quince ejecutivos de grandes compañías norteamericanas.

  Este curso constituía uno de los cinco talleres de su jornada de 
formación. El viejo profesor no tenía entonces sino una hora para 
"hacer pasar su materia".

  Parado, delante de ese grupo de élite (que estaba listo a anotar 
todo lo que el experto le iba a enseñar), el viejo profe los miró 

Páginas